martes, 28 de septiembre de 2010

LAS CIUDADES Y LOS SIGNOS. 3


El hombre que viaja y no conoce todavía la ciudad que le espera al cabo del camino, se pregunta cómo será el palacio real, el cuartel, el molino, el teatro, el bazar. En cada ciudad del imperio cada edificio es diferente y esta dispuesto en un orden distinto; pero apenas el forastero llega a la ciudad desconocida y echa la mirada sobre aquel racimo de pagodas y desvanes y cuchitriles, siguiendo la maraña de canales, huertos, basurales, de pronto distingue cuáles son los palacios de los príncipes, cuáles los templos de los grandes sacerdotes, la posada, la prisión, el barrio de los lupanares. Así —dice alguien— se confirma la hipótesis de que cada hombre lleva en la mente una ciudad hecha sólo de diferencias, una ciudad sin figuras y sin forma, y las ciudades particulares la rellenan.
No así en Zoe. En cada lugar de esta ciudad se podría sucesivamente dormir, fabricar arneses, cocinar, acumular monedas de oro, desvestirse, reinar, vender, interrogar oráculos. Cualquier techo piramidal podría cubrir tanto el lazareto de los leprosos como las termas de las odaliscas. El viajero da vueltas y vueltas y no tiene sino dudas: como no consigue distinguir los puntos de la ciudad, aun los puntos que están claros en su mente se le mezclan. Deduce esto: si la existencia en todos sus momentos es toda ella misma, la ciudad de Zoe es el lugar de la existencia indivisible. ¿Pero por qué, entonces, la ciudad? ¿Que línea separa el dentro del fuera, el estruendo de las ruedas del aullido de los lobos?


Objetivo
Generar una proyección de imágenes iguales en forma, utilizando la luz y la sombra como medio. Las sombras proyectadas serán diferenciadas a partir de la intensidad y el color de cada una.

Fundamentación
Cuando llegamos a un lugar y no conocemos lo que vamos a presenciar, generamos una propia interpretación en nuestra mente, pero ésta cambia luego de ver lo que es en realidad.
me centraré en lo que ocurre un primer momento(en el que tenemos una representación de un lugar, sin conocerlo con exactitud), algo asi como una ilusión, . Apunto a una representación propia (interna), dada por la intensidad lumínica y el color, contrarrestada con un forma (externa), carente de diferencias.

Descripción
Serán tres focos, cada uno con distintas intensidades y colores. A medida que la intensidad baja, la sombra obtenida va difuminándose. Los focos se encontraran en una sala de muros blancos, en el las sombras surgirán de las personas que entrar en la sala.





video